Riesgos para costaleros en Semana Santa

Se acerca la Semana Santa y muchas son las personas que participan en las cofradías que llenan las calles en estos días. Alguas de estas personas son los costaleros, quienes cargan sobre sus hombros un enorme peso. Existen numerosos riesgos para costaleros en Semana Santa, por eso desde Serpresur queremos ayudar a prevernirlos. Para evitar problemas de huesos y musculares, los fisioterapeutas aconsejan a los costaleros trabajar con antelación la fuerza, la resistencia y la coordinación para que el trabajo físico sea lo más efectivo posible.

Riesgos para costaleros en Semana Santa

Muchos son los costaleros que después de un gran esfuerzo, sufren verdaderas molestias en ciertas zonas de su cuerpo. Realizan la carga de mucho peso sobre sus hombros y sobre el cuello, lo que provoca posibles lesiones de cervicales. Esto puede ser un verdadero trastorno para su vida diaria. Por eso, para evitar mayores problemas de huesos y musculares, se recomienda que estas personas entrenen con antelación la fuerza, la resistencia y la coordinación. Por este motivo realizan tantos ensayos durante las semanas previas a la Semana Santa.

¿Cuáles son los riesgos para costaleros en Semana Santa?

Según el Centro de Asistencia al Costalero, las dolencias más comunes entre los costaleros en la Semana Santa fueron los dolores de gemelos, los lumbares y cervicales, siguiéndoles los hormigueos en los brazos, el dolor dorsal, hombros y rodillas. Este tipo de molestias son muy comunes entre los costaleros, incluso tiempo después de que haya pasado la Semana Santa.

Riesgos para costaleros en Semana Santa

Con el objetivo de prevenir dolores y posibles lesiones, en muchos casos evitables, los fisioterapeutas recomiendan:

  • Caminar mirando al frente durante todo el trayecto, evitando tensar el cuello y con la espalda recta.
  • Pisar con toda la planta del pie.
  • No flexionar del todo las articulaciones del codo y la muñeca.
  • Mantener la musculatura abdominal contraída (meter los riñones).
  • Utilizar medidas protectoras como fajas o vendajes funcionales para las zonas con mayor riesgo de sufrir lesión.
  • Realizar ejercicios de estiramiento antes de sacar el paso y durante los relevos.
  • Beber agua en pequeñas cantidades y de forma continuada durante el trayecto.
  • Llevar un calzado flexible y cómodo, preferiblemente alpargatas, zapatillas o botines, reforzando los pies y tobillos con vendajes funcionales.

No dudes en contactar con nosotros. Visítanos en Facebook y Twitter para no perderte ninguna novedad sobre Prevención de Riesgos Laborales y Vigilancia de la Salud.