Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, un total de 540 trabajadores fallecieron en accidente laboral en 2013.

Descienden los accidentes laborales un 4.2% respecto al año 2012, lo que hace una diferencia de 24 fallecidos menos. De la cifra total de fallecidos, 432 se han producido en la jornada de trabajo (20 menos que en 2012), los restante, 108 se han producido en el trayecto trabajo-casa.

Respecto a las causas de los fallecimientos, destacan infartos, derrames cerebrales y patología no traumáticas con 202 trabajadores muertos. Otros 81 fallecimientos fueron causados por accidentes de tráfico.

El sector servicios destaca en el número de facellidos, 230 en 2013, en el industrial se produjeron 88 accidentes mortales, 65 en construcción y 49 trabajadores en agricultura.

En 2013 se registraron 459.535 accidentes laborales con baja, lo que supone un descenso del 2,5% respecto al número de siniestros registrado en 2012, cuando se produjeron 471.223 accidentes.