Aprobada la Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020

La Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, es la consecuencia del trabajo conjunto que han realizado el Gobierno, las Comunidades Autónomas y los interlocutores sociales en el seno de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo. La institución avaló el texto que hace pocos días se aprobó en el Consejo de Ministros. Esta Estrategia supone una herramienta para reforzar las políticas de prevención de riesgos laborales. El fin de todas estas medidas, es mejorar las condiciones de salud y de seguridad en el trabajo, sobre todo muy orientado a la pequeña y mediana empresa.

Los más beneficiados de esta nueva Estrategia aprobada son los trabajadores, más concretamente los trabajadores de la pequeña y mediana empresa. El coste de llevar a cabo esta Estrategia ronda los 36 millones de euros, y se reparten en 12 millones  por cada uno de los tres planes de dos años en los que se articula. Una vez finalizó la Estrategia anterior, era necesario plantear una nueva una nueva de manera que sea coherente con la Estrategia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo. La Estrategia europea da las pautas de actuación que se deben seguir para todos los países que forman parte de la Unión Europea.

Los principales objetivos  son:

  • Concienciar de que la legislación de seguridad y salud en el trabajo debe aplicarse adecuadamente, ya que va en beneficio de todos su correcta interpretación.
  • Consolidar la aplicación de esta legislación en las Comunidades Autónomas haciendo especial incapié en su cumplimiento para la pequeña y mediana empresa.
  • Favorecer las mejoras continuas de las condiciones de trabajo, con especial atención a la prevención de enfermedades profesionales.
  • Mejorar la eficiencia de las instituciones que se dedican a la prevención de riesgos laborales.
  • Potenciar las actuaciones de la Administración Pública en este sector.

La Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020, seguirá varias líneas de acción  para desarrollar una serie de medidas que se irán llevando a cabo en los bienios en los que se divide la estrategia. Algunas de estas medidas son las siguientes:

  • Coordinar los mecanismos pertinentes entre las Comunidades Autónomas y el Estado.
  • Proveer herramientas informáticas que faciliten la aplicación de la normativa de la materia de prevención de riesgos laborales.
  • Mejorar convenientemente la formación en prevención de riesgos laborales.
  • Estudiar los riesgos emergentes.