La violencia, la intimidación y el acoso laboral psicológico están convirtiéndose en fenómenos cada vez más generalizados en los lugares de trabajo europeos, según se desprende de un reciente informe elaborado por la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA). Cunde, sin embargo, la impresión de que las empresas y gobiernos nacionales no están respondiendo como es debido. La violencia y el acoso ejercidos por terceros afectan entre un 5% y un 20% de los trabajadores europeos, en función del país, el sector y la metodología elegida. El informe «Workplace Violence and Harassment: a European Picture» (Violencia y acoso en el lugar de trabajo: una perspectiva europea) presenta estadísticas internacionales compiladas por el Observatorio Europeo de Riesgos, adscrito a EU-OSHA. La encuesta paneuropea efectuada recientemente por el Observatorio pone de manifiesto que, en Europa, al 40% del personal directivo le preocupa la violencia y el acoso laboral psicológico en el lugar de trabajo, pero solo un 25% ha implantado medidas correctoras: en muchos países de la UE, este porcentaje no supera el 10%.
Fuente de Datos: Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

¿Necesitas ayuda?