Con esta ola de calor que azota prácticamente todo el país no podíamos dejar de hablar de los riesgos del calor en el trabajo, que pueden traer muchos problemas derivados.

Calor en el trabajo

¿En qué situaciones corremos riesgo por calor en el trabajo?

  1. Los trabajos al aire libre con exposición al sol son unos de los principales, tales como los trabajos en la construcción, en carreteras, en mercados…etc.
  2. Trabajos con fuentes de calor cercanas, tales como trabajos en siderurgias, cercanos a hornos, trabajos en algunas fábricas…erc.
  3. Trabajos en lugares sin ventilación. Muchos son los trabajos que no entrañan riesgo por calor pero que las condiciones de las instalaciones los convierten en trabajos peligrosos.
  4. Trabajos que requieren de esfuerzos físicos muy intensos, esto, unido a las altas temperaturas y si además le sumamos escasa ventilación, cualquier trabajo puede convertirse en un riesgo para la salud de los trabajadores.

¿Cuáles son los efectos negativos para la salud que puede causar una elevada temperatura?

Nuestro cuerpo, como seres vivos que somos, reacciona ante los cambios de temperatura, si bien tenemos un rango bastante amplio en el que funcionamos, cuando nos vamos acercando a los límites nuestro cuerpo va reaccionando, es su manera de defenderse, de avisarnos de que algo va mal:

  • Aumenta la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración para intentar bajar la temperatura corporal.
  • Se reduce nuestra capacidad de trabajo, tanto física como mental, se pueden producir desmayos.
  • Se produce deshidratación, esto es muy peligroso ya que se impide la sudoración y la temperatura del cuerpo no puede bajar.
  • Se pueden sufrir calambres y debilidad muscular.
  • Golpe de calor. El golpe de calor es la peor de las consecuencias y de los riesgos del calor en el trabajo. Cuando la temperatura corporal es mayor de 45ºC y el cuerpo no puede liberar más calor del que recibe. Puede producirse incluso el coma.

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Cubrirnos la cabeza.
  • Evitar trabajar expuestos al sol.
  • Beber agua con muchísima frecuencia. 
  • NO esperar a tener sed ya que el calor altera el mecanismo y se siente menos ser de la que realmente se tiene. 
  • No beber alcohol. 
  • Tomar bebidas isotónicas. Puedes hacerlas tu, si añades sal y limón a un litro de agua. 
  • Intentar hacerse con un ventilador que mueva el aire del lugar de trabajo. 

Consejos de Actuaciones en caso de emergencia por calor. 

Lo primero es buscar ayuda sanitaria inmediatamente. 

La víctima puede sufrir lesiones graves, es por ello que insistimos en que busques ayuda médica inmediatamente. Además deberías: 

  • Si existe una fuente de calor alejar a la persona de la fuente y llevarla a un lugar fresco. 
  • Quitarle la ropa.
  • Darle baños de agua fría. 
  • Levantar los pies, ayudar a que la sangre llegue al cerebro.
  • Si está consciente que beba agua. 

En Serpresur S.A. confeccionamos tu Plan de Seguridad y Salud, contáctanos para más información.