El barco se hundió en la noche del sábado a 35 millas de San Sebastián causando un grave accidente laboral.

Una nueva tragedia azota la costa Norte del país. Aun se desconocen las causas por las que dos marineros gallegos han desaparecido tras el hundimiento de su barco. La embarcación, con base en el puerto lucense de Celeiro, se hundió de noche y cuatro tripulantes, ya de regreso a Galicia fueron rescatados.

Las autoridades de Salvamento Marítimo españolas y francesas están coordinando las tareas de búsqueda de los dos náufragos. La zona marítima del naufragio, según ha precisado Salvamento Marítimo en un comunicado, está asignada por la Organización Marítima Internacional a Francia en materia de búsqueda y Salvamento y la coordinación de la emergencia corresponde al Centro de Cross Etel, que ha solicitado la colaboración de Salvamento Marítimo de España.

Según el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santoña, Miguel Fernández, en un principio se descarta que el accidente laboral se haya producido por cuestiones meteorológicas porque «las condiciones de la mar y del viento no eran malas». «El barco se ha hundido inexplicablemente y los marineros se han podido salvar porque la balsa emergió del agua», afirmaba el patrón.