¿El marcado CE nos garantiza que una máquina es segura?

¿Sabías que las máquinas industriales tienen un marcado CE? La llamada Directiva Máquinas (89/106/CEE) marcó un cambio sustancial en las obligaciones de los fabricantes de maquinaria respecto a la seguridad de las mismas. Una vez construida la máquina y comenzado el proceso de comercialización, la directiva obliga a la entrega por parte del fabricante de una Declaración de Conformidad firmada, como documento acreditativo del estándar de seguridad que se ha seguido en su fabricación.

Finalmente, el fabricante tiene la obligación de fijar en la máquina de manera visible, legible e indeleble el llamado marcado CE, siglas de la expresión Conformidad Europea como identificador final de conclusión del proceso de fabricación según la normativa de fabricación. El marcado CE es requisito indispensable para que una máquina nueva pueda comercializarse en todo el territorio de la Unión Europea.

Marcado CE

Ni la existencia de una Declaración de Conformidad ni la del marcado CE, acreditan que se haya pasado ningún control en la fabricación de la máquina. Eso sí, al menos su existencia compromete al fabricante que podría ser sancionado si se demuestra que no ha cumplido las normas constructivas requeridas para la fabricación de una máquina intrínsecamente segura.

Marcado CE: ¿Acredita la seguridad?

En ocasiones, los compradores de máquinas que adoptan como único medio de comprobación y garantía del nivel de seguridad de la máquina que esta disponga del marcado CE; y nada más lejos de la realidad. Una vez delimitadas las responsabilidades del fabricante, las obligaciones del empresario que pone el equipo a disposición de los trabajadores comienzan por la verificación de que el equipo dispone de todos y cada uno de los elementos de seguridad descritos por el fabricante, y que estos están operativos.

Tras la aptitud de la puesta en servicio de la máquina, es preciso establecer un plan de mantenimiento de la misma, según las indicaciones del manual de instrucciones. El manual debe detallar los elementos a revisar, así como la periodicidad con la que este mantenimiento debe de realizarse. La falta de mantenimiento deja sin efecto el compromiso del fabricante en su Declaración de Conformidad y, por consiguiente, el marcado CE.


Marcado CE

En conclusión, el empresario no debe fiarse de indicadores externos de cumplimiento legal como única garantía de la seguridad de una máquina. Los fabricantes o comerciantes de máquinas deben aportar al comprador un manual de instrucciones y una declaración de conformidad como documentación de la máquina, además del marcado CE con las características normalizadas que se requieren.

Debe informarse al empresario sobre la posibilidad de que el equipo haya sufrido modificaciones sustanciales o que los elementos de seguridad previstos por el fabricante no estén plenamente operativos es importante para el comprador. Esto es debido a que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales adjudica al empresario la responsabilidad sobre la seguridad de los equipos.

Si necesitas conocer más materia referente a la prevención de riesgos laborales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes hacerlo a través de la web o de Facebook o Twitter.