El pasado 30 de junio, en la planta de producción de Baunatal de la conocida marca de coches Volkswagen en Alemania, tuvo lugar un accidente laboral, murió un trabajador por culpa de un robot. El trabajador fallecido tenía 22 años y era parte del equipo que estaba instalando un robot estacionario cuando fue empujado por el propio robot y aplastado por una plancha de metal, según ha comunicado el portavoz de Volkswagen, Heiko Hillwig.

Accidente laboral

Entre las primeras conclusiones, tras la investigación inicial, se encuentra la posibilidad de que un error humano ha sido el culpable de tan grave accidente. El robot fue programado para realizar diferentes tareas dentro del proceso del montaje. Tras estudiarse se comprobó que el robot no tenía ningún fallo ni defecto a nivel técnico.

Por regla general el robot operaba en una zona cerrada de la planta. Su labor consistía en coger piezas de vehículos y manipularlas. El fatídico día el trabajador estaba trabajando en la instalación del robot y se encontraba dentro del espacio de trabajo del mismo.

Uno de los testigos, otro trabajador de la planta, vio cómo ocurrió el accidente pero no pudo llegar a tiempo para ayudarlo ya que se encontraba fuera de la jaula en la que se estaban tanto el fallecido como el robot. Cuando pudo llegar ya era tarde.

Actualmente hay una investigación en curso para determinar las causas de tan terrible accidente laboral. La fiscalía alemana que lleva la investigación están planteándose presentar cargos pero aún no se ha determinado contra quién.

Economía vs. seguridad

La multinacional alemana anunció a finales de 2014 que tenía pensado sustituir a las personas que se jubilaban con robots ya que le es mucho más rentable. Esto es algo que la industria automovilística viene haciendo ya desde hace ya muchos años.

 

En Serpresur te ofrecemos fantásticos cursos de Prevención de Riesgos Laborales para que todos tus trabajadores y las condiciones en las que operan cada día sean las mejores y más seguras.