Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción: Sílice Cristalina Respirable (SCR)

En 2017 la Unión Europea reconoció el polvo de sílice como agente cancerígeno en el sector de la Construcción y dio un plazo a los estados miembros para incorporarlo en su normativa. Un año después, España actualizó el cuadro de enfermedades profesionales incluyendo al cáncer de pulmón como enfermedad provocada por la inhalación de polvo de sílice libre.

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

 

Todos los trabajos que impliquen exposición al polvo de sílice se han incorporado a la normativa europea sobre agentes cancerígenos o mutágenos con la publicación de la Directiva (UE) 2017/2398, que debería haberse transpuesto a nuestro ordenamiento jurídico antes del 17 de enero de 2020 mediante la modificación del Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo.

Exposición a SCR

La exposición a Sílice Cristalina Respirable (SCR) es un riesgo muy conocido en determinadas actividades como la industria extractiva (minería). A día de hoy, en estas actividades, se trabaja por el control y minimización de dicho riesgo. Sin embargo, se debe tener en cuenta que esta exposición se puede producir en cualquier situación laboral que implique la generación de dicho polvo. Nos estamos refiriendo a actividades del sector de la construcción donde se realicen tareas como el derribo, corte y/o lijado de productos y materias primas que contengan sílice libre. También en empresas transformadoras y usuarias de dichos productos (p.ej.: talleres donde se realicen trabajos de manipulación en seco de aglomerados de cuarzo: silestone, gres porcelánico).

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

El desconocimiento generalizado por parte de empresas y trabajadores sobre la potencial exposición a polvo de sílice en el sector de la construcción, la falta de cifras fiables sobre la población expuesta, así como retrasos en la transposición de la normativa europea, hacen que a día de hoy la gestión de dicho agente no se esté realizando correctamente. Dado que ya se conocen los riesgos asociados a esta exposición, las empresas deben actuar ya y aplicar medidas de control del riesgo. Sobre todo, en aquellos puestos de trabajo en los que se haya identificado la exposición a polvo de SCR y su evaluación indique la existencia de riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores.

Es por ello que desde SERPRESUR, S.A. queremos poner a tu disposición información clave para la correcta gestión de este riesgo.

¿Qué es la Sílice Cristalina Respirable (SCR)?

La sílice es un componente natural que se encuentra en forma abundante en rocas, suelo y arena. También se encuentra en el hormigón, el ladrillo, el mortero y en otros materiales para la construcción. Está formada por un átomo de silicio y dos de oxígeno (SiO2) y en la naturaleza está presente en forma cristalina o amorfa. La sílice cristalina tiene tres variedades: cuarzo, cristobalita y tridimita. Pero como sabemos, es el cuarzo la variedad más abundante.

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

La manipulación en seco de productos y materias primas que contienen cuarzo (corte, lijado, molienda…) produce generación de polvo de sílice al ambiente. Este polvo contiene partículas de distinto tamaño. Son las fracciones más pequeñas de estas partículas (inferiores a 5 micras) las que generan efectos graves para la salud ya que pueden ser inhaladas y penetrar profundamente en los pulmones depositándose en los alveolos. A esta fracción se la denomina Sílice Cristalina Respirable (SCR).

¿Qué efectos tiene sobre la salud?

En estado seco, la sílice cristalina puede originar irritación de la piel por abrasión mecánica, irritación en los ojos, bloqueo gastrointestinal en caso de ingestión de grandes cantidades e irritación de nariz, garganta y vías respiratorias por inhalación. Cuando hablamos de SCR, la exposición continuada a la misma, puede provocar silicosis, enfermedad de carácter irreversible e incapacitante. Se debe tener en cuenta que esta patología se desarrolla sin síntomas significativos en las primeras fases (tos, expectoración, disnea…) evolucionando posteriormente a fibrosis pulmonar. En la actualidad, no existe un tratamiento eficaz por lo que puede terminar provocando incapacidad permanente e incluso la muerte.

Asimismo, la silicosis está asociada a otras enfermedades como la enfermedad pulmonar oclusiva crónica (EPOC) o la tuberculosis. El cáncer de pulmón es la última patología reconocida por la exposición al polvo de SCR. Estudios indican que el riesgo de padecer este cáncer aumenta en las personas que han desarrollado previamente una silicosis.

¿En qué tipo de tareas se puede generar?

Las principales actividades que figuran en el cuadro de enfermedades profesionales relacionadas con la silicosis o el cáncer de pulmón se muestran en el siguiente listado. En los últimos tiempos destacan como nuevos escenarios de exposición los procesos en los que se manipulan conglomerados de cuarzo.

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

  • Industria cerámica
  • Industria de la fundición
  • Áridos
  • Industria siderometalúrgica
  • Lana mineral
  • Industria del vidrio
  • Industria de minerales industriales y minerales metálicos
  • Trabajos con muelas (pulido, afilado) que contengan sílice
  • Industria del cemento
  • Fabricación de pinturas, plásticos y gomas
  • Industria de la piedra natural
  • Industria del mortero
  • Fabricación de abrasivos y detergentes
  • Industria del hormigón prefabricado
  • Industria extractiva de minerales
  • Trabajos de chorreado de arena.
  • Fabricación de productos refractarios
  • Trabajos en obras de construcción (derribo, corte, lijado de materiales que contengan sílice)
  • Trabajos de manipulación en seco de aglomerados de cuarzo.
  • Industria del papel

¿Qué medidas se pueden llevar a cabo en la empresa?

Siguiendo los principios de la acción preventiva (artículo 15 de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales), la primera medida a estudiar por la empresa sería la sustitución de productos y materias primas por otras que contengan menos riesgos. Es el caso de algunos procesos en los que se están sustituyendo aglomerados de cuarzo (con alto contenido en sílice cristalina) por materiales porcelánicos con un contenido mucho menor.

En segundo lugar, la empresa deberá realizar cambios en el centro de trabajo para la realización del proceso productivo en sistemas cerrados y estancos impidiendo o limitando así la posible emisión de SCR. Ya que, conocemos que es un agente cancerígeno en el sector de la construcción.

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

Si esto no fuese posible, la empresa deberá adoptar todas aquellas medidas para garantizar que el nivel de exposición de los trabajadores a SCR no supera el valor límite ambiental. Nos referimos a utilización de métodos húmedos tanto en máquinas como en herramientas portátiles (radiales, lijadoras, etc.), uso de sistemas de extracción localizada, ventilación, etc.

Además, la empresa deberá tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Limitar el número de trabajadores expuestos.
  • Elaborar e implantar procedimientos de trabajo seguros.
  • Establecer un plan de limpieza periódica de suelos, paredes y otras superficies.
  • Implementar medidas de protección colectiva tales como la nebulización, la pulverización o el riego.
  • Identificar las zonas de riesgo y limitar acceso mediante señalización.
  • Vigilar la salud periódica de los trabajadores expuestos y conservación de historiales médicos durante 4 décadas.
  • Informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos y medidas preventivas a seguir.
  • Prohibir fumar, comer y beber en las zonas de trabajo en las que exista riesgo.
  • Facilitar higiene personal de los trabajadores ( vestuarios, tiempo para aseo personal, lavado de ropa de trabajo….)
  • Facilitar los equipos de protección individual adecuados y velar por su correcto uso y mantenimiento.

Agente cancerígeno en el Sector de la Construcción

Contacta con Serpresur para saber más sobre algún agente cancerígeno en el sector de la construcción

Por último, indicar que la medición ambiental se convierte en herramienta clave en la gestión del riesgo de exposición a SCR, ya que no solo nos permite identificar aquellos puestos de trabajo donde existe este riesgo sino que los resultados de la misma, nos aportará información para la correcta la evaluación del nivel de riesgo y el establecimiento de las medidas correctivas y preventivas más oportunas para su control.

Desde SERPRESUR, SA te informamos de que medidas se deben llevar a cabo en su empresa si trabajas con algún agente cancerígeno en el sector de la construcción. No dude en contactar con nosotros si necesita información adicional a través de nuestra web. También puedes encontrarnos por Facebook y Twitter para mantenerte al día con las actualizaciones.

Cristina Ruiz Laguna (Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales).