Trabajo por turnos

El estilo de vida moderno, en especial el trabajo por turnos, ha cambiado el ritmo de la vida diario, pero ¿tiene esto un coste para la salud? ¿Qué medidas preventivas pueden adoptar los empresarios y los empleados?

Hoy en día muchos de nosotros tenemos un trabajo por turnos. Lo normal es que trabajemos por la mañana, por la tarde o, incluso por la noche y a su vez las jornadas también se pueden alternar. Los horarios son importantes para adquirir hábitos saludables pero no siempre están en nuestra manos. En estos casos en los que trabajemos con turnos alternos, debemos tener en cuenta una serie de riesgos que pueden afectarnos en nuestro día a día.

Trabajo por turnos

Trabajo por turnos: ¿qué riesgos puedo encontrarme?

Existen múltiples riesgos que podemos encontrarnos a la hora de realizar un trabajo por turnos. Desde Serpresur nos complace aconsejaros sobre la prevención que podríais tener frente a este tipo de riesgos. Nos centraremos sobre todo en los riesgos que se presentan durante el turno de noche.

  • Alteraciones psicofisiológicas: Podemos sufrir alteraciones de la cantidad y calidad del sueño, sufrir un mayor cansancio y cambiar los hábitos alimentarios.
  • Perturbaciones de la vida familiar y social: Se tiene mucho menos contacto con la familia y se produce una desconexión social.
  • Modificación del desempeño profesional: En los turnos de noche suele haber una mayor dificultad para concentrarse. Esto se traduce en una menor eficiencia y eficacia y se tiene menos motivación. Por otro lado, existen más posibilidades de cometer errores y sufrir accidentes laborales en el puesto de trabajo.

Trabajo por turnos: ¿qué medidas preventivas puedo tomar?

Frente a los posibles riesgos que se nos presentan en un trabajo por turnos, desde Serpresur recomendamos las siguientes medidas preventivas:

  • A nivel personal: Tener una dieta variada y equilibrada y evitar comidas copiosas antes de acostarse, de esta manera nuestra digestión será más ligera. Otro elemento a evitar son las bebidas excitantes, como el café o los refrescos energéticos o azucarados. Buscar lugares silenciosos y oscuros para dormir es un punto a favor para mejorar el descanso. Por otro lado, contar con el apoyo de la familia es fundamental.

Trabajo por turnos

  • A nivel organizativo: Intentar reducir al máximo el período nocturno. Otra de las medidas preventivas es organizar las cargas de trabajo más pesadas a los turnos diurnos. Además es de vital importancia respetar los ciclos de sueño del trabajador, evitando que el turno de mañana entre demasiado pronto, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que los grupos de trabajos sean los mismos, ya que se acostumbran a trabajar juntos y no generan demasiado estrés con el cambio de turno y de compañeros, además facilitas de esta manera las relaciones sociales. Cabe destacar que planificar y dar a conocer los turnos y horarios a los trabajadores con la suficiente antelación para que puedan organizar su tiempo libre.

Si necesitas un asesoramiento sobre la prevención de riesgos laborales no dudes en contactar con nosotros desde nuestra web o desde Facebook y Twitter.